Maratón de las Tucas 2018

carreras y maraton montaña
Responder
       
Avatar de Usuario
Lord_Fagnus
rango II
rango II
Mensajes: 127
Registrado: 03.07.2011 - 13:15
Ubicación: Valencia

Maratón de las Tucas 2018

Mensaje por Lord_Fagnus » 04.09.2018 - 14:52

Rescato este apartado para volver a escribir después de muchísmo tiempo desaparecido de este foro.

Os quiero hacer partícipes de mi primera experiencia en un maratón de montaña y no podía ser en un lugar mejor:

GRAN TRAIL TRANGOWORLD ANETO-POSTES 2018
MARATÓN DE LAS TUCAS


21/07/2018 - Benasque.

Llegó el sábado, día de la carrera. Nervios, fresco, todo el material preparado... la salida es a las 9 y antes de las 8 ya estábamos por los alrededores de la zona 0. Empezamos a agruparnos y a apoyarnos... Raquel, Toni, Joan, Miki, Kañas, Juan... Josanto viene a darnos ánimos.
Y Marta, siempre con una sonrisa y ayudándome a serenarme.

Música, gritos, risas, pipi...una y otra vez... da igual las veces que vayas a mear antes de una de estas, cuando esté a punto de empezar te volverás a mear. Eso es así.
Dan la salida, la gente se vuelve loca animando. A la derecha María, Sara y Yoli saludan, a la izquierda entre todo el jaleo y alboroto se ilumina la sonrisa de Marta, junto a Andrea.
Josanto, Gregorio, Pili...
Salimos de Benasque en dirección al Valle de Estós, por la carretera, sin prisas que la cosa va para largo, y en apenas 1km y medio, cuatro Nevers, los cuatro iguales con camiseta naranja y gorra azul, paran a la vez a mear, para foto...
Entre trote y risas llegamos al Camping Aneto, donde ya nos avisaron que se produciría un primer tapón al cruzar el puente. Entre tanto, los titanes del Gran Trail reciben aliento y ánimos al pasar a nuestro lado.
Sin prisas llegamos al parking que marca el inicio de la subida al refugio de Estós, donde hay otro tapón, paciencia, no queda otra.
Una vez pasado, la pista se ensancha y entre paso rápido y trote vamos ascendiendo. Dejamos a mano izquierda la cabaña de Santa Ana, un poco más adelante la fuente de Coronas y el desvío que marca la subida directa a los Ibones de Batisielles y Escarpinosa. Se respira un maravilloso ambiente y sin apretar mucho la marcha, dejamos atrás la cabaña de Turmo, a partir de donde la pista acaba y se estrecha el sendero.
En 1h50' llegamos al primer punto de control, el avituallamiento en el refugio de Estós. Agua, fruta, sandwiches... y gente, mucha gente.
Allí saludamos a Alfredo, que salió con Mireia y Albert pero llevan un ritmo endiablado.
Tras 10' en el refugio bajamos al río para inciar la subida, aunque con tramos muy correderos, al ibonet de Batisielles, y a partir de él, la subida al Ibón de Escarpinosa. La subida se hace pesada y cuando por fin llegamos, tras unos minutos de descanso, vemos aparecer Joan, Raquel y compañía. Juan ya hace rato que va por alante. Llevamos unos 17-18km y 1000+.
Unas fotos, y p'arriba... hasta el Collado de la Plana. Sin prisa pero sin pausa, se salva mucho desnivel. Hasta el Collado quedan 3km y casi 1000+. Así que con calma.
5 horas desde el inicio de la carrera para llegar a lo alto del Collado. Más o menos el tiempo se estaba cumpliendo teniendo en cuenta lo lento que subo.
El clima cambia, ya nos habían avisado. Viento frío, comienza a llover... la bajada hasta Ángel Orus no va a ser sencilla. Mucha gente, mucho barro, las piedras resbalan y mucho tapón. Para los que tenemos facilidad bajando y disfrutamos de ello es una penitencia no poder avanzar. En algunos momentos parecíamos rebecos tirando en línea recta tratando de evitar parones, pero siempre con cierta dosis de precaución.
La niebla impide ver nada del paisaje, la lluvia cesa un poco... y chino chano por fin llego a Ángel Orus.
Un ratito de descanso, agua, isotónico, fruta, caldo caliente... y a punto de reanudar la marcha, Raquel llega al refugio, está haciendo un auténtico carrerón.
Hasta aquí la estrategia era clara. Ser reservón y guardar hasta el Collado, bajar lo más ligero posible hasta Ángel Orus y ahora tocaba "volar" de bajada hasta Eriste. Me notaba las piernas genial, los palos me han ayudado mucho. Así que me despido de Raquel y tiro cual cabra para abajo. Aún así, mucho tráfico. Compañero del maratón, héroes del Gran Trail que suben al refugio y senderistas/montañeros que disfrutan de los Pirineos igual que nosotros, aunque a un ritmo más lento. La lluvia empieza a caer con más intensidad.
Una vez finalizada la senda empieza la pista, aún de bajada. Algunos km a 4'20... y por fin, Eriste.
Las sensaciones muy buenas, ni un amago de rampas, ni una molestia. Allí están Andrea y Marta, qué emoción, los ojos se vuelven vidriosos...
En el avituallamiento, mientras hablo con ellas y repongo agua, en no más de 5 minutos, reanudo la marcha. Sigue lloviendo.
Vuelvo a trotar aprovechando el llano de la salida de Eriste pero algo no va bien. Me he quedado frío y las piernas no van.
Llevo 33km, 7 horas en carrera, intento mantener la cabeza en calma. No pasa nada. Enseguida viene la subida a Cerler, no voy a tratar de forzar la máquina sabiendo lo que viene. Paso a paso, andando a ritmo ligero, llego hasta el inicio de la subida al Molino de Cerler en Anciles, tomo un gel con cafeína (otro más) y ale... a buscar una buena cadencia de paso. Pero los metros avanzan y yo no voy cómodo. Varias paradas tratando de reponerme, me alcanzan muchos que había dejado atrás y trato de engancharme a su ritmo.
Parece que poco a poco la máquina vuelve a funcionar y llegamos al parking del Molino de Cerler. Última recarga de agua por lo que pueda pasar, pero ya no queda nada. Apenas 3 km.
Está claro que mis piernas ya no están igual, lógico, y la bajada no la hago tan a gusto como quisiera, pero aún puedo correr en algunos puntos, aunque está muy enfangado y no tengo la misma seguridad, así que decido andar dependiendo del tramo. A éstas alturas lo mismo me da llegar a meta 5 minutos antes o después.
Ya se ve el polideportivo, el terrero ya es más estable y vuelvo a correr, con ganas. Ya estoy en Benasque, parece mentira como después de 9 horas aún se pueden sacar fuerzas y energía para correr.
Cruzo la plaza del Ayuntamiento, la gente animando, giro a izquierda y es una auténtica locura. Apenas hay paso para poder correr, aplausos, gritos... y la ansiada alfombra roja.
A la derecha vuelve a estar ahí, siempre con una sonrisa. Marta.
Cruzo la meta. Grito, río, me tiemblan las piernas.
Marta me abraza y rompo a llorar.
Lo he hecho.
Finisher del Maratón de las Tucas.
9h 25'.

ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Responder

Volver a “carreras”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados